top of page

De la imaginación a la elección: Cómo convertirse en el líder que deseas

Por lo general, en forma privada, me preguntan ¿qué es lo que tengo que hacer para ser un líder?

Es por lo general la primera pregunta que nos hacemos cuando queremos emprender y lograr algo, ¿Qué es lo que tengo que hacer para……?

Esta pregunta es una pregunta intuitiva, es una pregunta que nos sale sin pensar. Y, para mí, no es exactamente la pregunta correcta que deberías hacerte.


Si quieres ser un líder, o lo que quieras ser, la pregunta correcta que deberías hacerte es:

¿quién debo ser para convertirme en el líder que quiero ser?

Lao Tze ya lo sabía y lo manifestó diciendo:


“Quienes conocen a los demás son sabios, quienes se conocen a sí mismo están iluminados. Quienes vencen a los demás son poderosos, quienes se vencen a sí mismo son fuertes”

Mas cerca en el tiempo Stephen Covey en su libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”, decía:


“la victoria privada antecede a la victoria pública.”

Lo que ambos pensadores nos quieren decir, es que primero se debe trabajar con uno mismo para poder convertirse en el líder que quieres ser. De lo contrario, lo interior no coincide con lo que exteriorizas, tu postura será ficticia.


En función de esto, te voy a detallar las tres capacidades que tenemos los seres humanos y que debes desarrollar para comenzar a ganar esa victoria privada y ser más fuerte.


La primera de esas capacidades es la capacidad de imaginar.

A través de la imaginación, creamos realidades, podemos crear nuestro futuro. Puedes visualizar qué tipo de líder quieres ser. Qué dirán de vos las personas que liderarás cuando te retires. Qué comportamientos debes desarrollar para lograrlo. Visualiza al líder que quiere ser y pregúntate: ¿me entusiasma ser ese lider?

Si la respuesta es sí, adelante. Si es no, intenta modificar la visualización o de lo contrario abandona la idea de ser líder, porque lo que no nos entusiasma, se nos hace cuesta arriba lograr.


Una vez que visualizaste al líder que quiere ser y te entusiasma, tendrás que desarrollar la segunda capacidad que tenemos los seres humanos, la capacidad de auto reflexión.

Reflexiona sobre tus creencias, tus pensamientos, tus paradigmas, tus modelos mentales y pregúntate: ¿con estas creencias, con estos guiones que escribí durante mi vida, puedo ser ese líder que quiero ser? Si la respuesta es sí, adelante. Si la respuesta es no, repregúntate, estoy dispuesto a reescribir los guiones o a modificar mis creencias? Si es no abandona la idea de ser líder, porque si no decides cambiar tus creencias que limitan la posibilidad de ser líder, tendrás una lucha interna fuerte y posiblemente no lo logres.

Ahora, si la respuesta es sí, sigue adelante.


Y por último, desarrolla la tercera de las capacidades, que es la capacidad de elegir.

Es la capacidad que todos tenemos y que es la única libertad que nadie nos puede arrebatar. La libertad de elegir nuestra actitud frente a los acontecimientos que nos suceden en la vida. Tus elecciones son la que determinan tu futuro. Y si quieres ser un líder, vas a tener que elegir serlo, porque sin esa elección va a ser difícil que puedas lograrlo.


Por lo tanto, el inicio del camino para convertirte en líder es preguntarte quién debo ser para ser líder y después desarrollar las tres capacidades para determinar si en definitiva eliges ser ese líder: imaginación, auto reflexión y elección.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page