Emoción y razón, ambas son fundamentales


“En un sentido muy real, todos nosotros tenemos dos mentes,

una mente que piensa y otra mente que siente,

y estas dos formas fundamentales de conocimiento

interactúan para construir nuestra vida mental.”

Daniel Goleman


Durante la década de 1960 el neurocientífico Paul MacLean formuló una teoría sobe el cerebro humano que fue plasmada en su libro “The Triune Brain in Evoluiton” en 1990. En ella sostenía, haciendo una explicación muy simplificada, que el hombre ha sido dotado de un cerebro con tres estructuras diferentes, las que se fueron desarrollando juntamente con la evolución de la especie humana.

La primera de ellas es el Cerebro Primitivo (Complejo reptiliano), responsable de las funciones de supervivencias básicas, como la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal y la orientación en el espacio.

La segunda estructura es el Cerebro Límbico (Complejo Paleomamífero) a veces llamado el cerebro emocional es responsable de nuestra supervivencia animal mas que nuestro potencial humano: correr o pelear, alimentarse, reproducirse. Lo forman tres áreas clave: la amígdala, el hipocampo y el hipotálamo. La amígdala es como un sistema de alerta temprana responsable de la creación de las emociones y de los recuerdos que ellas generan. Realiza evaluaciones muy rápidas, aunque no siempre precisas, y tiene una vía rápida desde el tálamo (información entrante) hasta el hipotálamo. que puede iniciar una respuesta de estrés para prevenir una muerte inminente. La amígdala nos permite sentir enojo, miedo, placer. El hipocampo juega un papel igualmente importante al codificar eventos en el tiempo y el espacio y consolidarlos desde la memoria a corto plazo hasta la memoria a largo plazo.

Estos dos cerebros, primitivo y límbico, son los mas antiguos y regulan nuestro comportamiento como personas. Eso quiere decir que el cerebro emocional se ha desarrollado mucho antes que el racional. Por eso Stanislao Bachrach dice: “somos seres emocionales que aprendimos a pensar, y no máquinas pensantes que aprendimos a sentir”.

Por encima de estas dos estructuras, esta el cerebro más humano el Cortéx (Complejo Neomamífero), es nuestro cerebro inteligente. Es altamente especializado en la visión, el habla, la memoria y todas las funciones ejecutivas. De especial interés es el cortéx prefrontal, que se encuentra detrás de la frente, puesto que es la parte del cerebro donde tiene lugar un pensamiento complejo y nuevo en los planos técnico, emocional, social y lógico. Es donde podemos ser racionales y lógicos, creativos e inventivos. Controla la toma de decisiones, centra nuestra atención y nos ayuda a calcular, analizar e interpretar información.


Cuando enfrentamos situaciones que podemos calificar como normales, el cerebro actúa siguiendo pasos, primero las percepciones pasan por el neocórtex, luego por el límbico y finalmente llegan al reptil. Pero cuando vivimos situaciones que nos alteran, se produce lo que Goleman denomina “secuestro emocional”, las percepciones van directamente al reptil, donde las opciones son pelear o escapar. Observen en este video como el tenista Alexander Zverev es dominado por su amígdala. https://www.youtube.com/watch?v=iPBJV9Nb5a8

La amígdala tiene un objetivo: buscar amenazas y, si ve una, nos pone en modo "luchar, huir o congelar". Luego cerrará el canal hacia la corteza prefrontal y nos preparará para la acción física. Por eso, cuando la amígdala manda, es imposible tomar las mejores decisiones, como en el ejemplo de Zverev.

Este entendimiento de cómo funciona nuestro cerebro ante las percepciones es el punto de partida para poder comprender como gestionar nuestras emociones.

Hay una forma de recuperar el control. Tomar conciencia de sus emociones es un primer paso importante para calmar su amígdala. Reconocer: "Estoy experimentando enojo en este momento", puede despertar la mejor parte de tu cerebro para la toma de decisiones, la corteza prefrontal. Involucrar a la corteza prefrontal te permite discernir mejor si la amenaza es real y cómo responder de manera efectiva y apropiada.



No puedes ser racional si eres demasiado emocional.

Pero no puedes ser racional si no eres emocional.

Fred Kofman


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo