La integridad es la esencia de la coordinación de acciones

¿Te pusiste a pensar alguna vez, cuántas tareas de coordinación tuvieron que suceder para tener el dispositivo que tienes al leer esta nota?

Simplificando el proceso podemos citar que desde los proveedores produciendo y enviando los materiales al fabricante, quien con sus equipos de trabajo mas la logística lo hace llegar al intermediario quien a su vez te lo vendió a vos, existen un sinnúmero de tareas de coordinación. Cualquier eslabón que incumple con el compromiso asumido hace que la coordinación falle con la consabida problemática que eso trae.

En las empresas ocurre lo mismo en todos los niveles, tanto entre integrantes del mismo equipo como en la interacción entre equipos. Quien incumple el compromiso asumido produce un efecto negativo en toda la cadena que estaba coordinada a partir de esa incoordinación.


- ¿Por qué sucede esto?

El principal inconveniente es que no queremos o no sabemos decir que no, cualquiera que sea el motivo. Como por ejemplo, no perder una oportunidad de venta o un cliente, miedo a quien te hace el pedido, no saber decir que no, etc,


- ¿Tiene solución?

Si.

- ¿Cómo se soluciona?

Asumiendo compromisos con integridad.


- ¿y cómo sería eso?

Asumirlos con la absoluta certeza de que vas a poder cumplirlo.


- ¿y si ocurre algo que no tenía previsto al asumir el compromiso que me impide cumplirlo?

Ni bien ocurre el hecho, debes indefectiblemente comunicarte con quien asumiste el compromiso para informarle que no vas a poder cumplir.


- Suena muy lógico, ¿me muestras como hacerlo? Dale

Para asumir un compromiso es necesario que alguien te haga un pedido. Por lo tanto es necesario que lo comprendas y que verifiques si tiene las condiciones necesarias que debe tener.


- ¿Cuáles son esas condiciones?

Que el pedido este dirigido a vos, que especifique claramente las condiciones de satisfacción y que incluya la fecha de cumplimiento.

Solo teniendo las condiciones y comprendiendo el pedido puedes analizar si estas en condiciones de asumir el compromiso.

Además, debes ser consciente de la respuesta que das porque es también parte de la integridad. Hay tres respuestas que puedes dar: si lo asumo, no lo asumo o necesito un tiempo para analizar la respuesta a dar. Respuestas como: voy a tratar, dale, haré lo que pueda, etc. son evasivas, debes ser concreto.


- ¿Qué debo analizar para asumir el compromiso con integridad?

Debes analizar si tienes las capacidades y los recursos para cumplir, si tienes un plan y forma de seguirlo. Si al momento del pedido no lo sabes, tomate el tiempo para analizarlo.


- Ok, asumí el compromiso. Ahora, supongamos que ocurre un imprevisto que me impide cumplir con el compromiso, ¿cómo me disculpo?

Asumiendo que el imprevisto es un hecho que no era posible prever al momento de comprometerte, entonces debes disculparte siguiendo los siguientes pasos: explicar que pasó y porque no estaba previsto, indagar sobre que problemas le ocasionará tu incumplimiento y si hay posibilidad de asumir un nuevo compromiso para resarcirlo. De esta manera puedes mantener tu integridad.


- Es simple de entender, tal vez sea difícil de implementar.

Ten en cuenta que lo que esta en juego es tu integridad. La importancia que le des a ser integro con los demás determinará la implementación. Sólo eso piensa.


- Ok. Ahora, si soy el perjudicado por un incumplimiento ¿Qué puedo hacer?

Lo primero que debes hacer es revisar si el pedido que hiciste cumple con las condiciones que te expliqué antes. No obstante, puede suceder que aunque el pedido lo hayas hecho correctamente tu contraparte no lo haya comprendido. Por esto, debes chequear si ese fue el inconveniente. Si es así, pueden analizar juntos como hacer para que no vuelva a suceder.

Si comprendió el pedido, indaga sobre lo que sucedió. Si sucedió algo que no era previsible, debes preguntarle el motivo por el cual no te aviso al momento de saber que no iba a cumplir. Tanto el no avisarte como si lo que sucedió podría haberse previsto el momento de aceptar el pedido son motivos de falta de integridad, por lo cual depende de vos si aceptas un nuevo compromiso o das por terminada la relación.


- Bien. ¿algo más?

Si. Además de ser integro, debes tener coraje para decir que no a un pedido, para pedir disculpas o para hacer un reclamo. Porque de eso también padecemos, de la fata de coraje para hacer lo que se debe hacer.


- Gracias



He notado una notable correlación entre la impecabilidad de los compromisos y la efectividad de los individuos y de los grupos. En una cultura en la que las personas son mutuamente responsables, donde se toman en serio los compromisos, hay confianza, coordinación y eficiencia. Tal vez lo más importante es que, una cultura de impecabilidad en sus compromisos fomenta un sentido de logro, dignidad y autoestima de sus miembros. Fred Kofman

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo