Lecciones que la vida me ha enseñado.

Hace unas semanas atrás me informaron que en un evento, del cual participaba como oyente, debería hablar durante solo tres minutos de lo que quisiera, “Tres minutos de gloria”.

¡Que noticia! Justo a mí que cuando empiezo a hablar de temas que me apasionan no paro. ¿Sobre qué hablar? Esa era mi gran duda. Lo más simple era presentarse y ya, pero no me seducía. Así que deje que viniera de algún lado el tema a hablar.

Un día caminando por Asunción pensaba sobre la cuestión y de repente se me ocurrió hablar sobre las lecciones que me ha enseñado la vida. Guau, que tema. Así que comencé a pensar al respecto y rápidamente identifiqué lo que iba a decir.

Al final, los “Tres minutos de gloria” nunca se dieron en el evento.

¡Ah no!!! esto no puede quedar así, me dije. Entonces, decidí escribirlo y compartirlo en el blog.

Aquí están las lecciones que me dio la vida.


- Hay que hacerse cargo.

No sé puede andar por la vida pensando que otros tienen la culpa de lo que nos sucede y quedarse en paz con eso. El gobierno, nuestra pareja, nuestros padres, hijos, bla, bla, bla. Nooo!!! La vida reparte las cartas, uno no las elige. Pero lo que sí uno elige es como jugarlas. Sino ligas nada, ¿qué vas a hacer? Lamentarte toda la vida o elegir hacer algo con lo que ligas para luego esperar una nueva mano. Porque te aseguro, nadie se va a hacer cargo de tú vida, solo tú eres el responsable. Así que, a hacerse cargo, no hay otra.


- Hay que tener un QUE.

Un QUE te motiva, te mueve, te apasiona, te hace ir por la vida con un propósito. Quien no tiene un QUE pasa la vida de acuerdo para donde vaya el viento, bueno si se puede llamar vida a eso. Sin un QUE no hay mucho por disfrutar. Ahora, si a ese QUE le pones un PORQUE motivante, te aseguro que mucha gente te va a seguir o va a querer trabajar con vos. El QUE y el PORQUE, una gran enseñanza


- En la vida todo es un proceso.

Piensa, nacemos y para caminar debemos llevar a cabo el proceso que nos permita hacerlo. Algunos lo hacen más rápido otros más despacio, pero debe respetarse el proceso. Sin embargo, los seres humanos no respetamos el proceso, buscamos el atajo que nos de satisfacción rápida. Así es en tú vida, todo llega en su debido momento, solo debes respetar el proceso porque si lo acortas hay más posiblidades de que fracases en el intento por lograr algo.


- Somos 100% responsables de hacer todo lo posible por lograr los resultados.

¿En serio? Piensa, cuando te propongas lograr un objetivo habrá situaciones que pueden suceder y que no están bajo tu control. Estas situaciones pueden hacer que logres mejores resultados o que simplemente no lo logres. Nada puedes hacer ante ellas. Ahora, lo que si está 100% bajo tu control es hacer todo lo que sea posible para lograrlos. En realidad, este es el verdadero resultado, debes matarte por lograrlos, ir por ellos.


- Hay que ser agradecido.

Agradece por lo que tienes. Agradece por tus relaciones afectivas, por tus bienes materiales, por tus logros. Agradece por todo. Es una forma de reconocer lo que eres y tienes. Agradece.


Podría titular a cada una de ellas con una palabra:


  • RESPONSABILIDAD es hacerse cargo,

  • SUEÑO es tener un QUE,

  • ACEPTACION de que las cosas se darán en el momento oportuno,

  • PAZ por haber hecho todo lo que estaba a mi alcance para lograr el resultado, y

  • GRATITUD, por todo.


Ahora asociemos las lecciones con el liderazgo.

  • Un líder debe hacerse cargo tanto de sus actos y consecuencias como las de sus liderados.

  • Debe tener un QUE, que lo motive y apasione. Tan importante como el QUE, debe tener un PORQUE significativo que atraiga a sus liderados a trabajar con él y los apasione lograrlo

  • Debe respetar el proceso que le permita llegar a ser líder. También debe respetar el proceso necesario e indispensable para que sus decisiones logren los resultados esperados. Los resultados son una consecuencia de un proceso, no de una orden y ya.

  • Debe saber que habrá resultados que no podrá lograr, pero estar en paz por haber hecho todo lo que estaba a su alcance para lograrlo.

  • Debe ser agradecido, tanto por llegar a ser líder como de aquellos que lo siguen. Pero, mucho más importante de estos últimos.

Estas son las lecciones que me enseño la vida. Tal vez sean distintas a las suyas o nunca lo habías pensado. Independientemente de ello te desafío a que pienses en las tuyas y saques tus conclusiones. Abrazo de Líder.

62 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo