¿Qué nos dejó la Conversación sobre Liderazgo II?

Actualizado: 6 de dic de 2018

Comenzábamos la conversación diciendo que asumíamos como premisa que tú elección de ser líder ya había sido hecha y nos encontramos en la situación donde no sabes cómo debes seguir.

Por lo tanto, desde mi punto de vista, debes seguir las siguientes premisas:


  • Debes descubrir el PORQUÉ

Descubrir el porqué no implica que debas definir qué quieres hacer o cómo debes hacerlo, sino que la definición es el porqué vas a ser Líder. Estamos de acuerdo que este es un proceso de reflexión y que no debe ser realizado en forma apresurada para cumplir con la premisa, ya que esta definición va a hacer que las personas te sigan, a que las personas se sientan atraídas de trabajar con vos y si ese PORQUÉ de tú liderazgo esta alineado con el de la empresa donde trabajas es mucho más potente.

Simón Sinek dice: “si queremos sentir una pasión eterna por nuestro trabajo, si queremos sentir que estamos contribuyendo a algo más grande que nosotros mismos, todos necesitamos saber nuestro PORQUÉ”

Stephen Covey, en su libro el 8vo. Hábito, nos dice que la VOZ (nuestra contribución única) la encontramos donde confluyen nuestros TALENTOS (lo que hacemos bie), nuestra PASION (lo que amamos hacer), nuestra CONCIENCIA ( lo que debemos hacer) y una NECESIDAD. En mi opinión, es justamente en la NECESIDAD a cubrir es dónde podés encontrar tu PORQUÉ, ya que las personas te van a seguir por esa necesidad que buscas satisfacer.

Piensa en diferentes Líderes, Ghandi, María Teresa de Calcuta, Luther King, Mandela. ¿Los seguían por lo que eran ellos o los seguían por su PORQUË? Piénsalo.


  • Definí tus Valores

Lo que diferencia a los Líderes de los anti líderes son los valores. Entonces, tú liderazgo debe estar alineado con tus valores, porque como dice Francisco Luis Bernárdez: “ porqué después de todo he comprendido que lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”. Tú Liderazgo dará flores en la medida que tengas sepultado los valores que lo sustentan.

Con estás dos premisas estarás definiendo el sentido de tú liderazgo.

Ahora debes ponerte en marcha enfocándote en tú desarrollo personal. Para eso te doy unos consejos:

  • ¿Cuán dispuesto estás a adoptar la actitud del aprendiz?

El aprendiz está abierto al aprendizaje desde una actitud de humildad. Para mí, la mejor prueba para darte cuenta cuán aprendiz eres es analizar que tan fácil te sale decir “no sé” ante diferentes situaciones. La mayoría de las personas no tiene disponible el “no sé” y esos los convierte en los sabelotodos sin darse cuenta de que el “no sé” en algún momento aparece y el resultado es contrario a lo buscado.

Debes ser un aprendiz para poder aprender de vos, de tus habilidades cognitivas, de tus habilidades interpersonales, a desafiar tus creencias y a desaprender lo aprendido.


  • Revisa tus miedos

Todo el mundo tiene miedo, incluso los líderes. Quien te diga que no tiene miedo es posible que te este mintiendo. El problema no es tener miedo, el problema es que haces frente a esos miedos.

Básicamente debes analizar tres miedos:

- El miedo vinculado a perder el bienestar económico

- El vinculado a perder el status quo

- El miedo al error


  • Hacerte cargo

La mayoría de las personas, algunas más otros menos, tenemos el hábito de culpar a los demás por lo que nos pasa. ¿Te imagina a un líder haciendo esto? Verdad que no, esa es el hábito de los anti líderes.

Entonces, debes hacerte cargo. Es preguntarte ante lo que sucede ¿qué podría haber hecho para que no suceda? O ¿qué puedo hacer para que no vuelva a suceder? Tal vez no haya nada que podrías o puedas hacer, en este caso seguramente no tiene que ver con situaciones que están dentro de tu ámbito de influencia y, por supuesto, no es necesario hacerse cargo.

Victor Frankl, nos dice con respecto a este tema: “El modo en que un hombre acepta su destino y todo el sufrimiento que éste conlleva, le da la gran oportunidad para añadir a su vida un sentido más profundo. Puede conservar su valor, su dignidad, su generosidad. O bien, en la dura lucha por la supervivencia, puede olvidar su dignidad humana y ser poco más que un animal. Aquí reside la oportunidad que el hombre tiene de aprovechar o de dejar pasar las ocasiones de alcanzar los méritos que una situación difícil puede proporcionarle."


En fin, estas son las premisas que considero son necesarias para que puedas llegar a ser un Líder. Sin dudas debes llevarla a cabo siguiendo ese orden. Primero la reflexión sobre el PORQUË y los valores, luego tú desarrollo personal.


Vos como Líder, podes hacer la diferencia. Te dejo este video https://youtu.be/ONTLJoHBZT8


Nos vemos en la próxima conversación.

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo