top of page

Todo el mundo tiene la capacidad de ser un líder

Creo que todo el mundo tiene la capacidad de ser un líder.

El verdadero liderazgo no se trata del puesto que uno ocupa en un organigrama corporativo, ni siquiera cuál es el título que tiene. El liderazgo es una elección, ser líder se elige. Es una mentalidad, una actitud, un conjunto de acciones y comportamientos que muestran que las contribuciones del líder se extienden mucho más allá de las tareas que debe hacer.

De una u otra manera todos jugamos un papel importante en una empresa, organización o comunidad. Todos somos parte en la creación de valor así como también en un entorno de cuidado, estando ahí los unos para los otros. Somos parte de un equipo independientemente del puesto ocupemos, podemos ser el entrenador, el defensor, el delantero, el arquero, no importa. Todos tiene un rol como parte importante de un equipo.


A menudo recuerdo el gol de Molina a los Países Bajos, ¿se lo acuerda?

Jugada de Messi entrando de derecha a izquierda, un pase filtrado entre medio de varias piernas que va dirigido en diagonal hacia la puerta del área grande. Y por ahí venía Molina, domina la pelota y frente al arquero define. La pregunta es: ¿que hacía Molina ahí? sí es un defensor, si es lateral, ¿qué hacía ahí efectuando una diagonal para llegar al gol y abrir el tanteador para Argentina?

Molina estaba creando valor para el equipo, estaba jugando bien su posición para sus compañeros de equipo. Lo estaba haciendo como un acto de respeto a sus compañeros, porque además sabía que alguno de sus compañeros, respetándolo a él, lo estaría relevando en la posición que normalmente ocupa.


En nuestras empresas podemos fomentar una cultura de servicio, donde nuestra gente se comprometa aprovechar la oportunidad de servir a los demás. Ese servir a los demás debe estar en el corazón del líder, ser un buen compañero de equipo y siempre estar buscando aquellas oportunidades para demostrar que realmente nos importan. La mentalidad y la actitud de liderazgo por preocuparse por los demás, es parte de estar en un equipo. Posiblemente no tengas personas a cargo, posiblemente no seas uno de los líderes principales de la organización, pero tus palabras y tus acciones pueden tener un impacto increíble en las personas que te rodean. Estas acciones pueden marcar una gran diferencia no sólo en la organización sino también en el mundo.


Como verás, no es necesario ser un líder formal para darse cuenta de que aquellos que te rodean son el hijo de alguien que quiere para él lo mismo que tú quieres para tus hijos y actúa en consecuencia en tus interacciones con ellos. Escúchalos con empatía porque es una manera de respetarlos, de reconocer su dignidad como seres humanos. Cómo mínimo puedes ser el aliento y la palabra amable que ayude a la persona que está tu lado. Podemos buscar oportunidades para servir a los demás.


Toda persona tiene la capacidad de influir, de transformar, de construir lazos, de ilusionar en cualquier contexto donde viva. Somos capaces de soltar el ego y ponernos al servicio del otro para mejorar su vida, para que pueda ver la grandeza que todos tenemos dentro. Todos podemos ser fuente de inspiración

Bob Chapman es el CEO de Barrywehmilller y mide su éxito por la forma que toca la vida de los demás. Todos nosotros podemos medir nuestro éxito por la forma que toquemos la vida de los demás. ¿Te imaginas una sociedad donde la gente piense primero en los demás, en dar antes de sacar? ¿qué pasaría si todos decidiéramos adoptar esa mentalidad de liderazgo y tratamos de ponernos al servicio del otro en cada encuentro diario? Estoy convencido que cambiaría por completo la forma en que nosotros como sociedad, como empresa, como organización interactuamos y, además, cambiaríamos el mundo.


Todos podemos elegir ser líderes sin la necesidad de que un puesto lo justifique.
40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page