Entonces, ¿Feedback o Feedforward?

En las últimas newsletters escribí sobre la manera efectiva de dar feedback y feedforward.

En esta newsletter planteamos una disyuntiva para que reflexiones, ¿feedback o feedforward?

Podemos convenir que el feedback pone su mirada en el pasado, como que nos dice: “esto que hiciste es lo que te trajo hasta aquí”. En definitiva, es la verdad. La cuestión es que sobre ese pasado nada podemos hacer porque es inmodificable y puede reforzar el mensaje, “así es como eres”. El feedforward pone la mirada en el futuro, ayuda a las personas a visualizar y enfocarse en un futuro positivo.

El feedback a menudo es un ejercicio donde el orador intenta demostrar que el oyente estaba equivocado. Aun cuando es entregado en forma efectiva se considera negativo ya que implica necesariamente una discusión de errores, deficiencias y problemas. El feedforward se enfoca en soluciones, no en problemas. No hay posibilidad de discusión porque consiste en ideas sobre lo que el oyente puede hacer para mejorar.

En teoría, se entiende que el feedback constructivo se enfoca en el desempeño, no en la persona. Sin embargo, es difícil dar retroalimentación sin que se tome en forma personal. El feedforward al estar basado en algo que aún no ha sucedido es prácticamente imposible que se lo tome de la misma forma. Las sugerencias positivas tienden a verse como consejos objetivos; las críticas personales suelen verse como ataques personales.

El feedback puede reforzar la sensación de fracaso, mientras que el feedforward puede reforzar la sensación de cambio, ya que se basa en la suposición de que el receptor de sugerencias puede hacer cambios positivos en el futuro.

Con razón o sin ella, el feedback está asociada con el juicio. Esto puede conducir a consecuencias no deseadas muy negativas, o incluso limitantes de la carrera, cuando se aplica a gerentes o compañeros. Feedforward no implica superioridad de juicio. Está más centrado en ser un "compañero de viaje" útil que un "experto". Como tal, puede ser más fácil escuchar a una persona que no está en una posición de poder o autoridad.

Feedforward puede ser entregado por cualquier persona, no requiere experiencia personal con la persona que lo recibe. Solo requiere buenas ideas para lograr la tarea. Feedback requiere conocer a la persona.

La gente tiende a escuchar más atento al feedforward que al feedback. En este último, quien recibe la retroalimentación está mas pendiente de lo que va a responder. En el feedforward la única respuesta válida es dar las gracias, por lo que puede concentrar toda la atención en las sugerencias que recibe.


Entonces, ¿feedback o feedforward?


En función de todo lo mencionado, pareciera que el feedforward es preferible al feedback. Sin embargo, considero que utilizar ambas puede ser muy efectivo. El feedforward puede ser utilizado como herramienta en las interacciones del día a día. Mientras que el feedback se puede utilizar para las evaluaciones de desempeño.


En definitiva, feedback y feedforward!!!

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo