Hacerse cargo depende de vos

El 15 de enero de 2009 despegaba desde el Aeropuerto La Guardia en Nueva York con destino el Aeropuerto de Charlotte en Carolina del Norte el vuelo 1549 de US Airways con 150 pasajeros y cinco tripulantes a bordo.​ En plena maniobra de ascenso el Airbus A320 fue impactado de frente por una densa bandada de gansos canadienses dañando ambos motores y dejándolo sin propulsión. El vuelo estaba al mando del comandante Chesley Sullenberger y su copiloto Jeffrey Skiles quienes comenzaron a analizar la situación consultando los protocolos de emergencia. Con ambos motores apagados y sin poder reiniciarse, los pilotos declararon la emergencia a la torre de control de La Guardia para intentar regresar a dicho aeropuerto o a un aeropuerto alternativo. La Guardia no era factible porque no llegaban en esas condiciones, por lo cual se decidió ir hacia Teterboro, el aeropuerto más cercano. Sin embargo, el Airbus perdía altura rápidamente, superando por solo 300 metros el puente George Washington. Por lo tanto, el comandante tomó la decisión de amerizar sobre el río Hudson.

El descenso fue constante; se preparó a la tripulación y pasajeros para esta maniobra, y en el último instante el piloto pudo levantar el morro del avión, con lo cual el acuatizaje tuvo lugar más suavemente. El resultado fue que ninguna de las personas que estaba a bordo perdieron la vida y solo algunos resultaron heridos.

¿Conocías la historia? Posiblemente sí, porque la película Sully la hizo popular más allá de las noticias del momento.

El comandante Chesley Sullenberger y su copiloto Jeffrey Skiles se hicieron cargo y evitaron un accidente que podría haber cobrado la vida de todos. Eso es hacerse cargo.

Imagínate esto:

Tú vas en ese vuelo y luego del despegue te das cuenta de que algo pasa. Las luces del avión se apagan, el ruido del motor cesa y ves que el avión no logra levantar vuelo. ¿qué sentirías? Miedo, verdad.

Esto no es todo, en ese mismo momento ves al comandante salir de la cabina y sentarse en la primera fila de asientos para pasajeros. ¿qué harías?

Suponte que vas y le dices: “¿qué hace? Debería estar al mando tratando de resolver el problema que estamos sufriendo.”

El comandante te mira y te dice: “este no es un problema mío, es de mantenimiento” o “que culpa tengo yo, fueron los gansos”

¿Te resultan conocidas esas respuestas? Son las respuestas que mas escucho en las empresas cuando se debe enfrentar un problema que no ha sido producido por quien responde. Lo mismo podría haber hecho el comandante, es verdad que el personal de mantenimiento debe encargarse de arreglar los motores, o que los gansos fueron los culpables de la rotura, y él podría haber respondido como la mayoría de las personas lo hacen en las organizaciones. De haberlo hecho sabemos cuál hubiese sido el resultado. Pero no, se hizo cargo.

Hay algo muy relevante a resaltar de esta historia.

Hacerse cargo no implica cargar con la culpa del hecho, ni garantizar un resultado positivo. Simplemente es asumir la responsabilidad de hacer frente a la situación e intentar resolver el problema. El comandante no fue el culpable de lo que sucedió, pero asumió la responsabilidad de intentar resolver el problema. Salió bien, pero también podría haber salido mal, el resultado no es la cuestión, la responsabilidad de hacerse cargo lo es.

Hay dos preguntas que puedes hacerte, o hacer a otros, para salir de la tentación de no hacerte cargo:


  • ¿hay algo que puedo hacer ante esto? (pregunta que debió hacerse el comandante)

  • ¿puedo hacer algo diferente para evitar que vuelva a suceder? (pregunta que pueden hacerse el comandante, el personal de mantenimiento, el personal de la torre de control, el personal del fabricante del avión, etc.)


Hacerse esas preguntas es como sacarse una selfie, la cámara está puesta en ti y así te conviertes en protagonista ante el problema. Además, esas preguntas te permiten ayudar a quienes nunca se hacen cargo a hacerse cargo.


Ahora que sos consciente de esto, ¿Cómo vas a responder ante el próximo evento?

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo