top of page

Las 3 dimensiones

En toda empresa o equipo de trabajo hay tres dimensiones que están presentes. No importa a que industria pertenezca la empresa así como tampoco importa el tamaño que tenga la empresa o el equipo de trabajo, basta con la existencia de dos personas para que las tres dimensiones estén presentes.

¿Cuáles son las dimensiones? Las dimensiones son: la operacional, la relacional y la personal.

Imagínate un iceberg, ¿Cuál de las tres dimensiones consideras que es la parte visible del iceberg?

La dimensión que se ve es la operacional. Es la dimensión que tiene que ver con la tarea, con la efectividad, con la eficiencia. Es la dimensión que le permite a la empresa ser rentable, alcanzar sus metas más importantes, lograr su visión, su propósito. El éxito en esta dimensión es clave, sin ella todo lo demás no es posible. Es la parte que la mayoría de los líderes le prestan más atención. Sin embargo, sólo observar esta dimensión implica gestionar la empresa como si dependiera solamente de cosa, sin prestar atención a la parte humana del negocio.

Pregúntate, ¿contra que chocó el Titanic? con la parte del iceberg que no se ve. Y ese choque provocó el hundimiento del Titanic. Pues yo creo que las dos dimensiones que forman la parte que no se ve del iceberg, la relacional y la personal, son las dimensiones que hacen que una empresa se hunda.

La dimensión relacional tiene que ver con crear una comunidad donde exista el respeto por las personas, dónde las personas se sientan incluidas, dónde prime la confianza, donde las personas puedan desarrollar sus talentos. En esta dimensión se conforman los equipos de trabajo, siendo el ámbito dónde debe fluir la comunicación, la colaboración y coordinación. Si las personas no cooperan, no colaboran y/o se comunican para manipular la empresa abandonará el juego en el largo plazo.

La tercera dimensión es la personal, es la que hace a las personas. En esta dimensión es donde se debe lograr cultivar la salud psico-física de las personas y ayudarlas a que puedan alcanzar una alta calidad de Vida. Es en esta dimensión donde debemos considerar a las personas como los hijos de alguien que espera que los tratemos de la misma manera que nosotros esperamos que un líder trate a nuestros hijos. Cuando eso no ocurre las personas no se comprometerán y estarán activamente desvinculadas.

Si en una de las tres dimensiones existe un problema, las otras dimensiones se ven afectadas. Por ejemplo, un problema de falta de confianza en el ámbito relacional ocasiona una menor efectividad en la tarea y además genera malestar o estados de ánimo negativos en las personas. Una tarea poco efectiva trae problemas en las relaciones y por ende en las personas. Cualquier dimensión que falla genera impacto en las otras.

Por eso los líderes que gestionen equilibradamente la dimensión operacional, la relacional y la personal, harán que sus empresas tengan mayor probabilidad de ser rentables, de lograr sus metas mas importantes, su visión, su propósito y permanezcan en el juego en el largo plazo.

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page