Si eres invulnerable, eres un comic

Tuve un jefe hace mucho tiempo que gestionaba desde el mando y control. Esos jefes que no sabes como interpretarlos por su doble cara en la gestión. Por un lado, aparecía el déspota y por el otro el humano. Siempre recuerdo dos frases que me decía:


“Gustavo, el día que los empleados lo insulten, ese día será un gran jefe”

“nunca diga que no sabe algo ante sus superiores”


Aterradoras, ¿verdad?

Pero, poniendo en acción el comprender al otro, que no implica aceptarlo, puedo entender que su modelo mental para gestionar venía de jefes anteriores que había tenido y a los cuales reconocía. Insisto, lo comprendo pero no lo comporto para nada. No podía resignificar sus anteriores jefes, porque los reconocía.


¿Por qué empiezo esta nota con esta historia?


Porque justamente hubo épocas donde los jefes no debían, ni podían, mostrarse vulnerables.

¿Hubo épocas? La verdad creo que en la actualidad hay mucho resabio de esas épocas.

Eso me lleva a pensar en las formas de autoengaño que tenemos los seres humanos para racionalizar ciertas cosas injustificables y convencernos que son justificables.

Así, ciertos líderes se autoengañan creyendo que son invulnerables, cuando la realidad nos muestra que la vulnerabilidad es inherente a todos los seres humanos.

El poeta David Whyte dice: "La vulnerabilidad no es una debilidad, una indisposición pasajera o algo de lo que podamos arreglarnos, la vulnerabilidad no es una elección, la vulnerabilidad es la corriente subyacente, siempre presente y permanente de nuestro estado natural".


Si eres invulnerable, eres un comic.

En general, asociamos la vulnerabilidad a “debilidad, impotencia, pasividad, flaqueza” cuando podríamos enfocarnos en los sinónimos de “apertura, receptividad y sensibilidad”.

Aunque pensando bien, estos tres sinónimos son, para ciertos líderes actuales, signos de debilidad y hay que mantenerla oculta.

Según la autora Brené Brown en su libro “Audazmente: cómo el coraje de ser vulnerable transforma la forma en que vivimos, amamos, somos padres y lideramos” hay tres mitos sobre la vulnerabilidad:

1. La vulnerabilidad es una debilidad: “sentir es ser vulnerable” dice Brown. Entonces, permitirte sentir es ser débil. Por lo tanto, eliges ser una roca que nada siente.

2. Algunas personas no pueden o no experimentan la vulnerabilidad: “la vida es vulnerable” dice Brown. Entonces, si experimentas vulnerabilidad estas vivo.

3. La vulnerabilidad significa revelar algunos secretos: ante esto asumimos que derramar nuestro corazón ante extraños es ser vulnerable. Brown dice: “La vulnerabilidad consiste en compartir nuestros sentimientos y nuestras experiencias con personas que se han ganado el derecho a escucharlos. Ser vulnerable requiere coraje " Si no experimentas vulnerabilidad eres un ……


“Vivir y sentir es ser vulnerable. Demostrarlo, requiere coraje”

Brown sostiene que en la vulnerabilidad no se trata de mostrar todas las facetas de nosotros mismos, sino lo que es apropiado en el lugar de trabajo. Al compartir su vulnerabilidad los líderes se desarrollan y se convierten en mejores líderes, modelando el poder de la vulnerabilidad, el coraje y creando un entorno en el que sus liderados puedan hacer lo mismo.

Sobre la investigación hecha durante décadas por el equipo del neuroeconomista Paul J. Zak sobre cómo los seres humanos generan confianza, Zak escribe: "cuando una persona pide ayuda, los niveles de oxitocina de la persona que recibe la solicitud aumentan. (La oxitocina es una sustancia química del cerebro que se asocia, entre otras cosas, con la vinculación social). En otras palabras, cuando una persona demuestra vulnerabilidad, otros están socialmente inclinados a ayudar ”. Lejos de ser un signo de debilidad de liderazgo, expresar incertidumbre o solicitar ayuda (en dosis moderadas) genera camaradería. “Pedir ayuda es la señal de un líder seguro, uno que involucra a todos para alcanzar las metas”

“Un Líder seguro abraza la vulnerabilidad”

Deja de autoengañarte, suelta el CEO, Gerente o Jefe egoísta que eres y se honesto acerca de tus vulnerabilidades.

Reconoce tus errores, comparte tus miedos e inseguridades, ríete de vos mismo, comparte tu proceso de crecimiento, tus desafíos, pide ayuda, controla tu ego, decí “No sé”

Los beneficios de mostrarte vulnerable son increíbles!!

Construirás mayores y mejores vínculos, aumentará tu conexión emocional, inspirarás a tu equipo, fomentarás la creatividad y la innovación, aumentará la confianza. Transformaras tu lugar de trabajo. ¡Te verán como un ser humano!!!


"Lo más difícil de ser un líder es mostrar vulnerabilidad ... Cuando el líder demuestra vulnerabilidad y sensibilidad une a las personas, el equipo gana".

Howard Shultz, director ejecutivo de Starbucks

Seas bienvenido al mundo de los vulnerables!!

64 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo